EL CINE BÍBLICO

Por: Edin Alain Martínez Aguirre

Hay que comenzar reconociendo que la Biblia es uno de los primeros textos en ser adaptados al cine, esa practica hoy tan común, como lo es la adaptación de libros a la pantalla no lo era hace algunas décadas, y la Biblia fue una de las primeras fuentes de inspiración para algunas de las películas mas icónicas del cine.

De los primeros 50 años de cine hay dos películas que se destacan: LOS DIEZ MANDAMIENTOS y BEN HUR, ambas se hicieron dos veces, una primer versión en blanco y negro sin sonido, y una segunda, y las mas famosas, a color, de echo Los Diez Mandamientos, ambas versiones, las dirigió la misma persona Cecil B. De Mille, y fue este texto, el que escogió para que fuera la última película de su carrera, protagonizada por Charlton Heston, es una de las 10 películas mas exitosas de la historia, ajustando sus ganancias a la moneda actual.

Ben Hur, también protagonizada por Heston también es una de las mas exitosas, comercial y artísticamente hablando, de echo, fue tal su éxito de taquilla que esta película salvo de la quiebra por muchos años a la compañía que la produjo, la Metro Goldwyn Meyer, y sus ganancias, ajustando a la moneda actual, son casi los mismos que los que tuvo Avatar de James Cameron, y por supuesto fue la prime película de la historia en llevarse 11 premios Oscar, y es la única, de las tres en tener 11 premios (Titanic y El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey), en llevarse mejor actor.

Aunque Ben Hur no es un relato basado en la Biblia, si se inspira en algunos pasajes de esta, y es abiertamente cristiana al convertir a su protagonista, Juda Ben Hur, un judio al cristianismo, y se convierte nada mas y nada menos que durante la crucifixión de cristo.

 

Son estas las mas grandes representantes de del cine bíblico, y de una época dorada del cine de Hollywood donde se construían gigantescos sets y se contaba con cientos de extras, no como hoy que todo lo realiza una computadora.

 

Con los años, o décadas, el tratamiento del tema bíblico cambió, y las películas dejaron de ser tan respetuosas y fueron mas pro positivas, tal es el caso de LA ÚLTIMA TENTACIÓN DE CRISTO, la mítica película de Martin Scorsese y que proponía a un Cristo mas humano, y que por eso le valió la excomunión al director por parte de la iglesia, de echo, en su momento todo el escándalo fue por los últimos minutos de la cinta, donde Cristo, al ser crucificado reniega de su padre y se baja de la cruz, escapa y se casa con María Magdalena teniendo hijos.

Hoy en día, estas ideas son mas comunes y no es extraño ver en los días santos programas de televisión que exploran un lado mas humano de cristo, profundizando los temas de la película de Scorsese.

 

No podemos terminar sin hablar de JESUCRISTO SUPER ESTRELLA y por supuesto LA PASIÓN DE CRISTO dirigida por Mel Gibson.

 

 

 

Ambas, propuestas interesantes y arriesgadas en su manejo del tema, y claro, ambas cuestionadas por la iglesia y los creyentes, la primera por ser un musical y tratar con poco respeto un tema tan delicado, y la segunda, la de Gibson, por su violencia gráfica.

 

La de Gibson, que ya cumple 10 años de su estreno, es la última gran película bíblica de nuestra generación, y que fue un gran éxito comercial; hablada en arameo, la película se arriesga al agredir al espectador, como agrede a Cristo en pantalla poniéndonos mas cerca que nunca de la experiencia visceral, hay que decir que esta película puso un precedente en cuanto a la violencia en el cine, y que esta, la violencia, no seria lo mismo en los años siguientes.

 

Los temas religiosos, sean basados en la Biblia o no, son garantía de éxito comercial para el cine, sea por su controversia o por el interés que pueda generar en su público, y que continuara por muchísimos años más, un ejemplo de su vigencia es la actual ganadora del oscar a la Mejor Película Spootlight, que habla sobre los abusos sexuales a niños por parte de sacerdotes y los esfuerzos de la iglesia por ocultarlos “sacándolos de circulación”.

 

Deja un comentario